Cucaracha

Gregorio tiene una vida monótona en la que simplemente va de su trabajo en la fábrica a su casa, donde vive solo. Un día descubre una cucaracha en su despensa y en lugar de matarla la adopta, esto cambiará por completo la vida de Gregorio.

Homenaje a la obra de Phillip Henry Gosse

Sentado en su computadora, un director argentino reflexiona sobre los postulados metafísicos del historiador natural británico Philip Henry Gosse mientras experimenta con imágenes y sonidos guardados en su base de datos personal.

Río Turbio

Según el mito aún vigente en los pueblos carboneros de la Patagonia, si una mujer entra a mina, la tierra se pone celosa. Hay entonces derrumbe y muerte. Río turbio parte de una oscura experiencia personal para transformarse en una película sobre el silencio de las mujeres que habitan pueblos de hombres. ¿Cómo filmar donde nuestra presencia está prohibida? ¿Cómo grabar las resonancias de lo que no suena? Mientras la niebla y el humo de la usina eléctrica cubren el pueblo, las voces de las mujeres de Río Turbio se abren paso con fuerza entre el blanco del hielo y los zumbidos de las máquinas perforadoras, hasta hacer saltar por los aires la estructura del silencio.

El gran movimiento

Luego de caminar durante una semana, Elder y sus compañeros mineros llegan a La Paz para exigir la restitución de sus trabajos, pero Elder se enferma y su salud comienza a deteriorarse. Mamá Pancha y Max, un médico brujo, ermitaño y payaso, darán todo de sí mismos para que el joven se recupere. En Viejo calavera, Elder Mamani sobrevivía casi a su pesar en las profundidades hostiles de una mina de estaño. El paisaje urbano de la capital La Paz (retratado por Russo, con el mismo trazo seguro de su primer largometraje, como un fondo borroso para el sonido, un espacio sin más centro ni contornos que el volumen del ruido), adonde Elder llega para participar de una protesta, no resulta menos inhóspito ni encuentra al protagonista mejor adaptado a sus circunstancias. Ahora a cielo abierto, su alienación se vuelve física como una enfermedad paralizante. Aunque no tanto –por suerte– como para impedirle la catarsis del baile, en una reversión gloriosa del videoclip de “Thriller” que resignifica la descripción de Elder en el catálogo 2017 como un “zombi en la noche subterránea”. (Agustín Masaedo)

Estrella Roja

En San Petersburgo dos jóvenes roofers, Nikita y Karl, exploran la ciudad desde sus entrañas, buscan restos históricos, lugares específicos, suben a los techos. En su deambular se encuentran con edificios y personas abandonadas. Katya, una mujer en apariencia mayor, recorre uno de los espacios capitales del proceso revolucionario: el campo de Marte. Katya cuenta sobre la revolución de febrero, la que puso fin a la dinastía Romanov. Las víctimas de febrero están enterradas en el Campo de Marte, Katya lo sabe porque fue testigo de su funeral. Rememora el periodo posrevolucionario y rescata la figura de uno de los más interesantes intelectuales y científicos de la época, Aleksander Bogdanov, autor de un libro utópico de ciencia ficción: La estrella roja. La voz en off va hilando los personajes a través de la evocación de un pasado en el que el futuro era posible. En el 2017, al cumplirse 100 años de la Revolución Bolchevique, el gobierno central decidió confinar al inocuo ámbito de los museos el recuerdo de la Revolución. En ese clima de desmemoria, algunas escenas desgajadas de la realidad traen al presente el pasado.