En este momento estás viendo Cuerpo de letra

Cuerpo de letra

Director

Julián d´Angiolillo

Las paredes, finalmente, hablan. O, mejor dicho, un cineasta notable es capaz de hacerlas hablar. ¿Cómo es posible? A través del sonido y la imagen, las causas materiales del cine. Así, un cineasta consigue desandar el resultado de un signo lacónico pintado en una pared de la vía pública con fines electorales para entender un proceso que lo precede. ¿Qué dicen? ¿Quiénes escriben? ¿En nombre de quién escriben? ¿Son publicistas heterodoxos de la calle y las rutas? ¿Cuándo trabajan sobre el orden visible de lo público? Cuerpo del letra responde todo. Después de una película magnífica como Hacerme feriante, Julián D’Angiolillo aquí redobla su búsqueda por entender las prácticas marginales que se inscriben en el orden público. Antes fue la economía paralela de La Salada, ahora la propaganda política alternativa. El espacio elegido, pues para el director el espacio como tal es ya una cuestión política, es el radio de las autopistas que sirven de acceso a la Capital Federal. Esas paredes son palimpsestos para las propuestas de los candidatos de turno. El aforismo de campaña tiene entonces tanta caducidad como urgencia. La pintada es una crónica indirecta de la actualidad. Gran parte de Cuerpo de letra pasa por observar a los grupos de letristas independientes que pintan esas paredes por las noches al lado de una ruta en la que los coches no dejan de pasar. El tránsito es aquí una vía para el trance, y ya desde el inicio el concepto sonoro y visual intenta introducir en la percepción la experiencia de estos artistas de las letras. Los hipnóticos fundidos de planos en movimiento y una banda sonora que se disloca en ocasiones de lo visto operan como una droga cinematográfica que altera la percepción. Antes de contar cómo funciona todo, el director y su equipo preparan el sistema perceptivo. Es necesario sentir el espacio como los protagonistas. De a poco, D’Angiolillo descubre las formas de trabajo de estos grupos, que suelen tener un líder y disputarse las paredes como territorios simbólicos y que además son políticamente neutros. Los políticos se disputan el poder; los letristas de la calle, las paredes. (Roger Koza)

Sinopsis

Eze aprende a escribir: La letra debe medir un paso de ancho y un brazo de alto. La palabra tiene que leerse desde la distancia veloz de una autopista. El color se encargará del resto, identificar el nombre pintado en el muro con un partido político. Durante la campaña, toda superficie vacante de la ciudad será disputada por las cuadrillas especializadas en pintadas por encargo, y todo hábil letrista será pretendido por la brigada rival. En las vísperas de la veda política, últimas horas en que está permitido pintar, Eze encarnará con destreza la propaganda de múltiples candidatos, explorando los límites de este juego de representación.

Director

Julián d´Angiolillo

Realizó los largometrajes “La gruta continua”, “Hacerme feriante”, “Cuerpo de letra” y cortos como “Trasplante” y “Suite Matanzas”. Sus trabajos fueron exhibidos en espacios diversos, museos y festivales nacionales e internacionales. Licenciado en Artes Visuales (UNA), egresado de la Escuela de Bellas Artes Piridiliano Pueyrredón y Dramaturgia (EAD). Actualmente docente en UNQ, UNLP y UNSAM.

Créditos

Reparto: Ezequiel Amorelli, Franky, Facu Romero, Narigón, Fredy Marske, Juan Voda y Tute Ayala / Guion: Julián d´Angiolillo / Productora: Laura Bruno / DF: Matías Iaccarino (ADF) / Edición – Montaje: Lautaro Colace (SAE), Julián d´Angiolillo / Música – Sonido: Pablo Chimenti / Casa productora: Los Andes Cine – El Nuevo Municipio

Contacto: [email protected]

+ Esta película se proyecta con:

Deja una respuesta