En un libro de Serge Daney recientemente traducido al castellano, se lee: “Ver películas, viajar. Es lo mismo”. Un poco después, Daney agrega: “Ver películas, viajar: también para los otros, el público normal, esto fue verdadero. Pero se convirtieron en turistas (consumidores de viajes)…”. La cita continúa, pero la idea ya es aprehensible.

En esta edición hay muchos viajes garantizados. A China, Israel (o Palestina), Brasil, Alemania, Rumania, Chile. Lo que importa no es a dónde, sino dejar por un rato el lugar que se conoce. Es que en el cine siempre pasa lo mismo: el mundo de las certezas, ese en el que se habita continuamente, es mezquino, y cada película advierte sobre el peligro de la circunspecta comodidad propiciada por lo conocido. Los viajes del cine no solamente implican moverse hacia lugares y tiempos ajenos, también comportan modificaciones en las reglas de la percepción. Cada cineasta presta su conciencia en la puesta en escena y al hacerlo extiende una perspectiva que no siempre coincide con la de quien mira y escucha. En ese préstamo se consolida un saber colectivo, porque cualquiera puede alterar y añadir algo que nunca se conoce por cuenta propia.

Ver películas, viajar. Un festival no es entonces un destino al que llegar, sino una suerte de aeropuerto. Hay múltiples destinos disponibles, y todos intensifican la experiencia del cine.
Bienvenidos a la novena edición del FICIC.

Roger Koza

Director artístico

Una grata tradición cinéfila

Por Ralph Haiek*

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales celebra esta nueva oportunidad de acompañar al Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín en su misión de poner en valor el trabajo de talentosos realizadores que, con mucho esfuerzo personal y colectivo, llevan adelante su obra cinematográfica. Una vez más, nos sumamos a esta gran fiesta que los cordobeses ofrecen cada año con mucho orgullo y pasión, para todos los amantes del séptimo arte que se acercan a sus salas.

En el INCAA creemos fervientemente en el trabajo conjunto con los actores e instituciones locales, que cada año se refleja en el apoyo a más de cien festivales y muestras en todo el territorio nacional. Este enfoque federal permite potenciar sus acciones y programas a través de la sinergia que resulta de su relación con los representantes de la cultura en el nivel regional. La tradición festivalera de la ciudad de Cosquín garantiza el compromiso tanto de los organizadores del evento como de su público, acostumbrado a una programación con sello de calidad asegurada.

Por todo ello, damos la bienvenida a esta 9ª Edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín, y felicitamos a quienes trabajan año tras año para hacerlo posible.

*Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA)

Desde el Polo Audiovisual Córdoba celebramos la realización de una nueva edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín, que con su trayectoria e importante trabajo de difusión del cine cordobés y del mundo, se fue consolidando como uno de los eventos audiovisuales más importantes del país. Este año festeja su 9° edición, con objetivos y motivaciones intactas; y a su vez fuerzas renovadas para hacer, como todos los años, un invaluable encuentro entre realizadores y espectadores.

Es importante destacar que un Festival de cine siempre es útil para la película como para los directores, actores, guionistas y para toda persona que participe directa e indirectamente en la realización de la misma, como así también en la generación de nuevas audiencias, dándole acceso a contenidos únicos al que el público de otra manera no podría acceder.

Es por todo esto que felicitamos y acompañamos a la organización del FICIC, por el trabajo de todos estos años y por el importante espacio ganado desde una ciudad tan importante culturalmente como Cosquín.

Saludos cordiales.

Jorge Álvarez

Responsable Polo Audiovisual Córdoba